llaollaoísmo

¡Practica el llaollaoísmo! Donde todo lo bueno tienen un lado mejor.

En todo, siempre hay algo positivo y negativo. Siempre hay una cara y una cruz. El yin y el yang, ¿en todo? Pues no. Existe algo donde todo lado bueno tiene otro lado bueno. No hay un yin y un yang. Hay un llao y un llao. Porque llaollao es bueno y bueno a la vez.

llaollao está bueno y es bueno para ti. Vamos, que está riquísimo y es sano porque es bajo en calorías, es natural y no tiene gluten. Y ahora… ¿no crees que es hora de empezar a ver la vida como si fuera un llaollao? ¡Conviértete al llaollaoísmo! Porque, si miras bien, lo bueno siempre tiene un lado mejor.

Un llaollaoísta es optimista por naturaleza. Sabe que después de lo bueno siempre viene algo bueno. El llaollaoísta nunca está triste. Sabe que después de la risa, viene más risa. Y sabe que lo bueno de elegir entre lo bueno y lo bueno, es que siempre acierta . El llaollaoísta no tiene mala leche, porque cuenta antes la noticia buena y después, otra buena. Además, juega con ventaja, porque sabe que después de la última canción siempre vienen los bises. Y, sobre todo, al llaollaoísta le gusta la vida…¡porque está llena de toppings!

No dejes de estar atento porque a partir de ahora te vamos a guiar por la senda del llaollaoísmo con consejos, citas y recomendaciones para ver los dos lados buenos de la vida.

llaollaoismo

Ya sabes, hacerse llaollaoísta es bueno y bueno a la vez. ¡Cambia de actitud y cómete la vida como si fuera un llaollao! ¡Bienvenid@ al llaollaoísmo!