Vida sanum

#Manifiesto Sanum. 10 ideas para que tu día mole más

¡Hola llaolovers! Desde hace algunas semanas te habrás dado cuenta que estamos promoviendo hábitos de vida saludables para que tu día a día mole un poco más y sea diferente. Porque vamos a ver… ¿quién no ha tenido alguna vez uno de esos días raros, monótonos y sin mucha gracia? Todos, porque quien diga lo contrario miente más que Pinocho 😉
Hacer que tengamos una actitud más positiva ante la vida no es tan difícil, y está más que demostrado que una persona feliz, es una persona más sana. ¡Pues ya está! eso es lo que queremos en llaollao, que tus ratos de «así la vida sí que mola» cada vez sean más largos y duraderos.. Por eso presentamos el #ManifiestoSanum con 10 ideas divertidas. ¿Te acuerdas de todas?

Las hemos reunido en una sola imagen para que sean como tus 10 mandamientos buenrolleros y trates de que forme parte de tu vida diaria. 3, 2, 1… ¡Vamos a por todos!

Manifiesto Sanum llaollao

Manifiesto Sanum™ número 1. Despiértate sin prisa… ¡Sal de la cama poco a poco!

Hay 2 tipos de personas: las que ponente el despertador 1 minuto antes de que empiecen las clases o el trabajo, y los que se lo toman con un poco más de calma. ¿De qué tipo eres tú? Venga, tómate tu tiempo, no todo va a ser prisas y correr. Te proponemos que te pongas el despertador un poco antes… ¿Sabes que está demostrado que si te despiertas 15 minutos antes, tu cerebro habrá descansado lo mismo que si lo haces 15 minutos después? Ni vas a rendir más ni a sacar mejores notas así que, empieza sin locuras que luego el mal humor se instalará en tu día. Eso sí, el día puede mejorar aún más si vas a por tu llaollao.

Manifiesto Sanum™ número 2. Canta en la ducha tu canción favorita… ¿Tú si que vales, baby!

Ya te has despertado, estas feliz y ahora toca una ducha. Hay estudios que demuestran que cantar en la ducha puede ser beneficioso para la salud, y como en cualquier caso mola, pues todo son ventajas. Cantar en la ducha a diario ayuda a aumentar el sistema inmunológico, baja la presión sanguínea, reduce el estrés y mejora tu humor. Vamos, casi casi igual de maravilloso que tomarse un Sanum…

Ya lo sabes, es un gran hábito que te relajará y te dará bienestar. PLAY!

Manifiesto Sanum™ número 3. Vístete con algo que haga mucho que no te pones y te guste… ¿Te acuerda?

Para qué comprarte ropa nueva cuando tienes el armario lleno de cosas, que puedes combinar… ¡Póntelo de nuevo! Seguro que tu armario está lleno de pantalones y camisetas tristes a los que no les has hecho caso durante meses, y están deseando sentarte igual de genial que cuando los compraste. ¡Recupéralos! Verás como sacas ese amor que le tenías y además ahorras dinero que peudes gastar en un rico Sanum™ :P.

Manifiesto Sanum™ número 4. Un desayuno sano también puede ser mejor.

¿Quién dijo que lo delicioso no puede ser sano? Porque quien lo dijo desde luego no había pasado por un llaollao a comprobar  qué rico puede ser comer bien. Un desayuno sano te hará sentir mejor tanto físicamente como anímicamente. Come frutas, cereales… y ¡el día será mejor! lo prometemos, que otra cosa no, pero de esto sabemos…

Manifiesto Sanum™ número 5. ¡Saluda a tus vecinos! te devolverán una sonrisa.

Sonreír y ser amable es algo que nos puede aportar infinidad de cosas positivas. Con cada sonrisa trabajan 18 músculos, quemas calorías, liberas hormonas que te hacen sentir más feliz y hacen tu corazón más fuerte. Además nos sentimos mejor con nosotros mismos, y si además consigues que el otro te devuelva una sonrisa, pues tu beneficio será doble. Así que venga, a tus vecinos hoy les regalas una sonrisa de oreja a oreja. ¿Que no te hacen caso? Pues mañana otra ración de buen vecino y ya verás como al final te acaban regalando otra. ¡Admítelo, no te cuesta nada! 😀

Manifiesta Sanum™ número 6. ¿Te aburren los días iguales? Hoy ve al trabajo por otra calle ¿Qué tiendas habrá?

Tener una rutina es saludable, nos estabiliza, nos da equilibrio. Pero eso no quiere decir que en nuestro día a día hagamos pequeños cambios que nos pueden ser muy beneficiosos. ¿Coges siempre el mismo camino? atrévete y prueba ir al trabajo o escuela por otra ruta, seguro que descubres personas nuevas, tiendas nuevas y le das un respiro a tu mente.

Luego vuelve a tu rutina y tómate un llaollao.

Manifiesto Sanum™ número 7. Da igual que día sea. ¡Date un capricho! ¿Un llaollao?

Hoy es tu no cumpleaños. Es tu no santo. Es tu no aniversario. Es tu no nada… ¡Es el día perfecto!
Lo sabemos, estudias mucho, trabajas mucho y a veces te lo mereces y lo sabes. No te sientas mal, date un capricho sano, no esperes más, que es hoy y no te has enterado… ¡tómate un Sanum™!

Manifiesto Sanum™ número 8. ¡Sorpresa! porque si, envíale un Whatsapp bonito a algún amigo olvidado.

Los amigos no hay que descuidarlos, a veces estamos tan inmersos en nuestro día a día que nos olvidamos de las cosas más importantes. Y es que los amigos son uno de nuestros valores más preciados. Envíale un Whatsapp e invítale a un llaollao. Te sentirás bien, palabrita de yogurt helado. Y si quieres quedar mejor aún… una carta de tu puño y letra en el buzón le emocionará aún más. Y si no te quieres liar, también puedes pasar por su casa, llamarle al timbre e invitarle a bajar. Antes se hacía así y oye, todos tan felices. ¡Pruébalo!

Manifiesto Sanum™ número 9. ¡Porque tú también te encerrabas a bailar en tu cuarto y te sentías el número 1 en ventas!

Canta, baila y desiníbete. La mejor terapia con un mismo es soltar tensiones y bailar. Es un dos en uno, haces deporte y te diviertes. ¿Saludable? mucho. Otro día hablamos de la cara que se te quedaba cuando tu madre entraba sin avisar y te pillaba haciendo el pato mareado… momentazo.

Manifiesto Sanum™ número 10. ¿Podrías estar un día sin móvil? desmovilízate de vez en cuando.

Dicen que existen adicciones al móvil, pasamos demasiado tiempo pendientes de nuestra pantalla, si nos llega un mensaje, un correo. A veces que descuidamos a la persona que tenemos delante por prestar atención a otra que no lo está. ¿No te parece raro? si lo es, y además es descortés.

Haz la prueba, pasa un día sin móvil, apreciarás muchas cosas que pasaban desapercibidas y te sentirás mejor. ¿Quién se atreve? qué dices… ¿Apagamos pantalla?

 

¡Dinos por cuál de los puntos de este manifiesto te gustaría empezar!