¡Felicidades mamá!

Hay quienes no son muy buenos recordando las fechas de cumpleaños; otros siempre se olvidan de su aniversario; los hay que se equivocan de día y te felicitan tres días después, pero el Día de la Madre es algo sagrado, ¡todos sabemos que se celebra el primer domingo de mayo, y seguro que solo pensar en ello te evoca algún bonito recuerdo!

Para quienes tienen la suerte de vivir cerca de su madre, es el día del arroz en familia, o de la sobremesa en la que no faltan las mismas anécdotas una y otra vez… Si os encontráis lejos, el corazón no entiende de distancias, y las nuevas tecnologías ayudan cada vez a hacerlas más llevaderas. Una videollamada, un mensaje bonito o una foto con ella os sacarán una sonrisa, pero este año os planteamos algo distinto.

Realmente vivimos en un momento diferente, único, en el que nuestras emociones están más que nunca a flor de piel. Estamos más sensibles. Si estás pasando el confinamiento en familia, estás disfrutando de ella más que nunca; si no es así, la echas de menos más que nunca también. Lo que es seguro es que es un Día de la Madre que siempre recordarás, y para que tu madre tampoco lo olvide nos gustaría darte una idea que hará que este día se convierta en inolvidable.

Coge papel y lápiz y deja volar tu imaginación. Escríbele una carta, hazle un dibujo… Usa una hoja para hablarle de lo que sientes, de lo que ella significa para ti; de ese momento que siempre quedará en tu memoria como el más especial. Concéntrate en su aroma o en aquel consejo que tanto te sirvió, en el regalo que te hizo cuando vio tus notas del cole, en su sonrisa la primera vez que cogió en brazos a su nieto, en aquella mano que te ayudó a vestirte el día de tu boda, en aquel día que os dedicasteis a vosotr@s, en el primer bizcocho que hicisteis, aprovecha para pedirle aquellas disculpas que nunca diste… ¡hay tantas cosas que puedes decirle! No lo pases a limpio, si tu carta o tu dibujo tienen borrones significa que estás nervios@ buscando las palabras o los trazos más adecuados para ella, o incluso puede que alguna lágrima haya caído sobre el papel. Hazla sentir tan especial como realmente es, y eso sólo puedes hacerlo tú. Lo más valioso que compartís son vuestros recuerdos, ¡dales vida y hazlos eternos!

Y tú, ¿qué le dirías?

Share Button