El llaomango revoluciona el verano.

¡Viva el verano y sus noticias inesperadas! La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida. No sé si la semana pasada, en la mágica noche de San Juan, saltaste la hoguera y pediste un deseo. Pero yo sí que lo hice. Pedí más sorpresas. Necesito acción in my life. Porque despertar una mañana y que te digan algo que te haga sacar un “¿Cómo, cómo, cómo?”, un “¿En serio?” o un “¡Pero qué me estás contando!” no suele ser lo normal. Pero, cuando pasa, pues… nos encanta. Porque noticiones que te hagan vibrar, que te hagan saltar o que te hagan querer salir corriendo (luego comprenderás por qué) se agradecen. ¡Vaya si se agradecen!

Y te estarás preguntando… “Pero ¿este qué dice?”, “¿Qué le ha pasado?”, “¿Se ha dado un golpe en la cabeza?”. Pues, mira. Sí. Me he dado un golpe en la cabeza. Pero ha sido de la emoción cuando me he enterado esta mañana de la que se va a liar en llaollao. ¿Quieres saber qué es el llaomango? Venga, te lo digo…

¿Quieres vivir una nueva experiencia?

¿Quieres vivir una nueva experiencia?

¿Es un nuevo crunch? ¿Es una nueva salsa? ¿Es un nuevo tipo de tarrina? Pues… frío, frío como nuestro frozen yogurt. Porque no es ninguna de esas tres cosas. Entonces, ¿qué será será el llaomango? Venga, te doy tres pistas que estoy juguetón:

1. Es mango… pero no es un mango.

Porque el llaomango tiene una textura especial. Te resultará familiar pero… no se trata de trocitos de mango. Para eso ya tienes el topping de mango fresco. Que, por cierto, ahora en verano entra que da gusto.

2. Tiene un color especial.

Su color te tentará. Su color te hará relamerte. Su color te atraerá. Porque te aseguro que nunca antes has visto nada igual. Apetecible se queda corto para describirlo.

3. Cierra los ojos y deja que el sabor de transporte.

Con el calorazo del verano, se disfruta el doble. Te adelanto jornadas de incalculable frescor cuando tomes una cucharada de llaomango.

Yogurt Helado de Mango 100%.

Yogurt Helado de Mango 100%.

Bueno, ¿imaginas ya que es el llaomango? Voy a dejar de ser malvado y te lo voy a decir bien clarito. Agárrate a lo que tengas a mano porque la noticia no es moco de pavo. El llaomango es… es… ¡es difícil describirlo! ¿Y si lo pruebas y luego me dices cómo lo describirías? Porque hay cosas que te dejan sin palabras… el llaomango es algo totalmente distinto. Algo que nunca antes habías probado. llaollao y mango. Mango y llaollao pero de un modo diferente al que puedas imaginar. Sólo te aseguro que disfrutarás el doble la combinación de fruta y yogur helado. ¡La unión perfecta para el verano!

Por cierto, lo de “salir corriendo” que he comentado antes ha sido porque es lo que he hecho al enterarme de la salida del llaomango. Y tengo las teclas del ordenador aderezadas con un toque de mango porque me estoy tomando uno mientras escribo estas líneas. ¡Ñam!

Share Button