8 escenarios de película que no te puedes perder

El cine siempre se ha caracterizado por ser una fábrica de ilusión que nos transporta a lugares remotos e imposibles y nos hace vivir historias asombrosas. Sin embargo, los escenarios más espectaculares de las películas son lugares reales que esperan que los descubramos en nuestro próximo viaje. Hoy recopilamos ocho escenarios de película que no te puedes perder. Pero antes de viajar… ¡Recuerda ver las pelis!

1. Hobbiton, de «El señor de los anillos»

Hobbiton

Foto: Dmitri Ogleznev / Shutterstock.com

En una villa rural llamada Matamata, en Nueva Zelanda, se localiza el que sirviera de escenario para representar Hobbiton en las películas de Peter Jackson «El Señor de los Anillos» y «El Hobbit». Aunque al final del rodaje el escenario de desmanteló, los agujeros en la montaña donde habitaban los hobbits se mantienen intactos, y atraen cada año a miles de turistas -curiosos o cinéfilos- que se muestran encantados de pasear por este escenario de cuento. ¡Es que mola mucho!

2. Pandora, de «Avatar»

Escenarios película

Las increíbles montañas con forma de columna de Pandora, la luna del planeta Polythemis creado por James Cameron para «Avatar», ni son de otro mundo ni están hechas por ordenador. Este lugar existe y se encuentra en el parque forestal de Zhangjiajie, en China. Tanta expectación despertó tras el estreno de la película que la columna montañosa más alta, de más de 1.000 metros, cambió su nombre anterior por el de «Montaña Aleluya de Avatar». No sabemos si hacen vuelos en helicóptero, pero si no, están perdiendo dinero…

3. Hotel Overlook de «El Resplandor»

Escenarios película

¡Sólo para valientes! Curioso, es, aunque no sabemos si nos atreveríamos a alojarnos en el Timberline Lodge, en Oregón, el hotel que puso rostro a la parte exterior del Overlook, de la terrorífica película «El Resplandor», dirigida por Stanley Kubrick. Cuenta Stephen King, escritor de la novela original, que se inspiró en The Stanley Hotel, donde vivió una experiencia aterradora mientras se alojaba con su esposa en la habitación 217 (Que Kubrick convirtió en 237 en la película), al encontrar su equipaje revuelto sin que aparentemente hubiera entrado nadie y donde tuvo una pesadilla: veía a su hijo pidiéndole ayuda y él no podía hacer nada, lo que se acabaría convirtiendo en la angustiosa historia entre Danny y Jack Torrance. Además,  aseguró haber observado en la cuarta planta cómo una alfombra cobraba vida.

4. La isla desierta de «El Lago Azul»

Escenarios de película

Sí, esa isla virgen a la que los dos primos llegaban tras un naufragio existe: se trata de Yasawa, en Fiji, y sigue ofreciendo el mismo aspecto paradisíaco que fuera escenario de la enternecedora historia de amor entre Richard y Emmeline (interpretada por una despampanante Brooke Shields que competía -en belleza y naturalidad- con los más preciosos rincones de la isla). El lugar posee un atractivo turístico innegable desde el estreno de «El Lago azul», aunque si visitas la isla no esperes encontrarte con una tribu salvaje que ofrece sacrificios humanos a un dios pagano… en su lugar podrás disfrutar de un mucho más aburrido resort de esos de todo incluido. ¡Con lo que molaba en la peli cuando se construían su cabaña y atrapaban peces!

5. Lansquenet, el pueblo de «Chocolat»

Flavigny

La localidad francesa de Flavigny se convirtió en Lansquenet durante el rodaje de «Chocolat», película que se hizo famosa por las ganas de comer chocolate que le entraban al espectador -por cierto, que Juliette Binoche y Johnny Depp también estaban para comérselos-. Si te apetece localizar algunos de los escenarios más representativos de esta peli, puedes hacerte una escapada si viajas próximamente a París, pues queda tan sólo a un par de horas en coche. ¡Sentirás esa sensación de irrealidad al pasear por su callecitas de otra época!

6. La isla de «La Playa»

Phi Phi Islands

El mismísimo Leonardo Di Caprio quedaba eclipsado por la belleza de los paisajes de «La Playa», y no es de extrañar si tenemos en cuenta que se rodó en la isla tailandesa de Ko Phi Phi Lee, en la Bahía de Maya. Y es como todo… Cuando se rodó la película en el año 2000, el lugar era prácticamente virgen. Tras su estreno y éxito, esta isla ha visto desaparecer gran parte de su encanto por culpa del turismo masivo y sus fondos coralinos se han deteriorado hasta un punto preocupante por la gran cantidad de embarcaciones que atracan en sus aguas. ¡Hay lugares en el mundo que es mejor no desvelar!

7. El bosque de bambú de «Tigre y Dragón»

Anji bamboo forest, Jiangsu - China

Sin duda lo más espectacular de la película «Tigre y Dragón» de Ang Lee es la secuencia de lucha acrobática que tiene lugar en el bosque de bambú. Ese paisaje que en occidente nos parece de otro mundo es en realidad el Anji Bamboo Forest de Zhejiang, en China. Los amantes de la naturaleza y el trekking pueden hacer excursiones y aventurarse por entre estos gigantescos bambúes, y experimentar el vértigo mirando hacia arriba. Pero sin duda lo más espectacular es subir a la montaña y contemplar desde su cima cómo se extiende un mar de bambú hasta donde alcanza la vista.

8. El caserón de «Los Otros»

Palacio_de_Las_Fraguas_o_de_los_Hornillos

Foto CC: Daniel Muñoz / Flickr

No hay que irse muy lejos para disfrutar de míticos escenarios de película. En España tenemos unos cuantos, y no sólo reconocibles a través de las películas de Hollywood. En Cantabria se localiza el Palacio de los Hornillos, la misteriosa mansión en la que Nicole Kidman vivía aterrorizada junto a sus hijos fotofóbicos en «Los Otros». El halo misterioso lo tiene de por sí, por lo que Amenábar no tuvo más que retratarlo tal y como era. El Palacio de Las Fraguas, como también se le conoce, es destino obligado de todo visitante amante del cine de misterio desde que Los Otros lo diera a conocer a nivel mundial.

¿Conoces alguno de estos escenarios de película? ¡Dinos en cuál has estado o a cuál te gustaría viajar este año!

 

Share Button