El melón

El melón: dulce sin miedo a engordar!

El melón es una fruta que se caracteriza por su alto contenido en agua (90-95%) que lo convierte en el alimento perfecto para calmar la sed y mantenernos correctamente hidratados cuando llegan los calores de primavera y verano. Tiene un bajo aporte calórico, más o menos 20-30 calorías por cada 100g, según la variedad que escojamos. Por eso puede comerse abundantemente sin peligro de aumentar de peso.

El melón es rico en vitamina A, en forma de betacarotenos. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Melones

Por MadPole

Además, no debemos olvidar la riqueza de los melones en minerales como el potasio y el magnesio. El primero es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Mientras, el magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos y forma parte de huesos y dientes.

Con un ejemplo numérico podemos entender mejor la importancia de esa fruta: una ración de 250g de melón cubre el 40% de las necesidades diarias de ácido fólico, el 30% de la vitamina A, el 21% del potasio, el 12% de la vitamina B1 y el 10% del magnesio.

Por lo tanto el melón deberíamos consumirlos todos, porque dadas sus propiedades es aconsejable y necesario, para todas las edades.

Pues que disfrutáis  de un gustoso llaollao con melón 😉

Share Button